Términos y condiciones

Contnido de los términos y condiciones

Cerrar X
¿Por cuál OMG maulla tu gato?
JUGUETONES Y EXPLORADORES INQUIETOS Y AVENTUREROS CASEROS Y DELICADOS SEDENTARIOS Y TERRITORIALES

gatoConoce a tu gato

llaves

LOS GATOS QUE MUERDEN NUESTRAS MANOS AL JUGAR SUELEN HACERLO PORQUE NOSOTROS LES HEMOS ACOSTUMBRADO A ELLO.

llaves
gif gato pixabay.com

Todo lo que debes saber de tu gata embarazada

compartir
banner contenido

4 síntomas para detectar una gata embarazada

Resulta muy difícil detectar que una gata está en periodo de gestación. Además, debes saber que el cuerpo de una felina está preparado para que quede embarazada entre los 4 y los 6 meses de edad, así que mucho cuidado.

Son tan especiales que, aún gestantes, conservan ese halo misterioso y enigmático tan propio de su naturaleza. Pueden pasar semanas antes de que notes algo extraño. Incluso tal vez no te enteres hasta el momento del parto.

Durante esos dos meses su barriga no resultará más abultada hasta casi el final. Solo si trae varios gatitos notarás un leve crecimiento de esta zona.

Solo si eres muy observador podrás conseguir interpretar algunos signos y pistas. Serán misteriosos gestos que no te resultarán nada familiares. Atento a los cambios en tu gata embarazada.

  • Poliandria. Las gatas pueden quedarse embarazadas de varios gatos a la vez. Este fenómeno se llama Poliandria. A ello hay que añadir que pueden gestar cada cinco meses aproximadamente.
  • Nauseas. Probablemente uno de los síntomas más visibles para el humano sean las nauseas que padecen a partir de la cuarta semana de gestación. Se debe a que las hormonas ya están a pleno rendimiento.
  • Rehúye el contacto con otros animales. Mientras dure el periodo de gestación y los primeros meses de vida de los gatitos, la futura mamá no querrá tener contacto con otros ejemplares animales, ni siquiera de su especie.
  • Inflamación de los pezones. Además les cambiará el color y la tonalidad hacia un rosado muy intenso. Lo comprobarás a simple vista.
  • Nada de juegos. Notarás que tu gata ya no tiene ganas de jugar. No te asustes, es un síntoma muy habitual.
  • Cansancio y sueño. Buscará lugares cómodos donde estar descansando y dormirá mucho más.
  • Menos apetito. Una gata embarazada precisa de más cuidados en su alimentación. La razón es que tiene menos ganas de comer. De hecho esta es una de las señales que avisan que está embarazada.

¿Cómo se prepara para el parto?

Las gatas son muy capaces de servirse por sí mismas para dar a luz. Pero nunca está de más que te encuentres a su lado a la hora del parto, por si precisara tu ayuda.

Poco antes de que llegue el momento de parir, la mascota buscará un lugar más íntimo, donde no haya demasiado ruido y esté alejado del paso de personas y animales. Ella sola decidirá cuál es el lugar en el que desea establecer su paritorio y en el que cuidará a sus cachorros. Aprovecha para hacerle el nido más cómodo con mantas y cojines. Tu gata embarazada se lo merece todo.

Fuentes: